domingo, 9 de julio de 2017

Tengo, tengo



Tengo tres cipreses altos, muy altos, que apuntan a las estrellas.
Tengo dos pajaritas de las nieves graciosas y astutas que pasean por el césped moviendo su larga colita en busca de algún gusanillo.
Tengo tres caballitos del diablo rojos como el fuego y con cara de payaso, que se posan al borde del agua sedientos y vuelan y vuelan...
Tengo tres hamacas viejas que sirven para ver a la osa cuando la noche es clara.
Tengo una luna hermosa que aparece y desaparece como si de magia se tratara.
Tengo mirlos negros que merodean la comida que roban a los gatos y huyen cuando te acercas.
Tengo dos gatos naranjas que cazan silenciosos y se dejan rascar sedientos de cariño.
Pero, ¿que digo?
No tengo nada. Todo lo que tengo se extinguirá. Las pajaritas, los gatos, los mirlos y hasta los cipreses.
Todo es ahora, quizás mañana, pero un día no será.

Checha, 9 de julio de 2017