martes, 24 de abril de 2018


Migajas



Las migajas que me dabas
cada dia por alimento
machacabalas con fuerza,
triturelas con esmero,
que ni a los patos servían,
esas, tus migas de hielo.

Pensaba que con el tiempo
podria hacer un buen pan
rebanada a rebanada,
servirte yo un desayuno,
sabroso y bien suculento.

Mas los granos eran duros,
tan duros como el cemento,
no ligaban ni con agua,
siquiera con pegamento.

Intentélo una y mil veces,
me deshíce en el intento,
tus migas se dispersaban,
querían volar al viento.

Un día las recogí
e híce sopa de lamentos,
no las mascabas, tragabas,
tanto y tanto sufrimiento.

Y fue que tu cara airada
descubriome que de vuelta,
tragas cenizas y hiel,
sufres soledad mugrienta,
si no das cuando te es dado,
si no acaricias la miel
dulce y sin durezas,
que ofrece el que tu no miras,
porque hundido ya tu rostro,
buscas en el suelo estrellas.

Checha, 24 de abril de 2018

domingo, 22 de abril de 2018


Secretos



Secretos lacrados,
sellados a fuego y espada,
putrefactos, lacerados
por no contados.

Secretos impacientes,
alegres, ardientes,
secretos oscuros,
hirientes, dolientes.

Íntimo placer cómplice
que te hace responsable,
y a la vez índice
de lealtad sin mesuras,
de cargas sin estrechuras.

Secretos de piedra y hierro
que pesan como toneles
y llenan hasta los dinteles
un ánima, vasto fuero.

Secretos ahí encerrados
en la jaula del olvido,
que no tienta ni impacienta,
que no requiere testigo.

No temo a la lengua ingrata,
que sin querer se desata,
no temo a los malos tiempos
que iracundos, con resaca,
extiendan la verdad oculta
desvelen su voz que calla.

Mi pensamiento los guarda
como tesoros prendidos
en la solapa que un día
conformará mi mortaja.

Hasta la muerte, afirmé,
confía en esta tumba oscura
que abraza con fuerza pura,
y así es, no temas, así lo haré.

Checha 22 de abril de 2018

miércoles, 18 de abril de 2018


¿Qué hacer con tu desamor?




No quiero yo acostumbrarme
a ser recuerdo perdido,
a sentir que mi latido
paró cuando me olvidaste.

No quiero ser soledad
que fagocita su suerte
que más que vida ya es muerte
y espera con ansiedad.

No quiero ser mi castigo
por querer hasta el hastío,
por amar con desvarío
y saberlo tan solo mío.

El calor de tu mirada,
el olor de tus caricias,
el sabor de esa hondonada
en que huíamos tú y yo,
¿donde esta cariño mío
si ahora es tristeza vaga,
resquemor, gotas de hastío,
desamor y estela airada?

Quisiera huir de tu sombra,
apagarla con el sol,
reir de tu paso tardo
y adelantarte despacio
en la serena mazmorra
donde se escondió el amor.

Ruidos se oyen de lejos,
despierta si estas durmiendo,
y si no despiertas duerme,
quizás te azucen los ecos
que emanan de entre los muertos.

Arte serás, incomprendido,
un viejo poema perdido.

Checha, 18 de abril de 2018

domingo, 15 de abril de 2018


Esto se acabó, amigo



Ni una sola lágrima
ni un solo gesto de dolor,
eso sí, cansancio y tristeza
mucha tristeza.

Expuesto tras los cristales del túmulo
con esos raros afeites
que le cubren las ojeras
y le colorean la cara
como si hubiera vida en sus venas,
y ese traje de señorito
de boda de pompa y sedas.....
muchas coronas lo adornan
y es una la que entre ellas
graciosa y tierna susurra:
esto se acabó, amigo”.

Se fue, no más.
Un solo paso de frontera,
un dia como otro cualquiera
perdió el hálito de vida,
no sabemos donde fue
si a la tierra o a la mar bella,
si al fuego o al aire,
o quizás, quizás,
sea una de las estrellas.

Checha, 15 de abril de 2018

miércoles, 11 de abril de 2018


Ciclo



Si te sintieras semilla
que no acaba de brotar,
si te sintieras orilla,
que ha perdido su mar.
Si te sintieras arbusto
que al arbol mira sin par,
si te sintieras estrella
que ha dejado de brillar...

No llores lo que te falta,
no sufras lo que no tienes,
porque siendo lo que eres
y teniendo lo que tienes,
has de aceptar que la vida
uno te hizo, diferente,
y el mundo tan variopinto
tan completo y persistente,
necesita de tu ser,
tanto como de otra suerte,
que nazcas y mueras luego
en el ciclo que ya rota,
y aun la parte más remota
forma el círculo perfecto
la esfera que sin tu mano,
sería esfera, pero rota.

Checha, 11 de abril de 2018


sábado, 7 de abril de 2018



Ordenate



Ordenate de fuera a dentro,
que es más fácil,
lo presiento.
Y cuando laves tu ropa,
también lavarás un trocito
de ese corazón enrarecido,
de problemas envejecido.

Y cuando las montañas de trastos
de tu habitación derribes,
será el triunfo de tu razón
la que ahí construyes.

Y cuando salga la fiera
que te arrastra,
que te ciega
que te lleva
que te hunde en la maleza,
átala con mil cordones,
ponle bozales de hierro,
y sentirás el alivio
de andar en la tierra firme
de no deambular sin un sitio
cargado de las cadenas
que te atan con delirio,
que huelen a podredumbre
de voluntad sin poleas.

Cuando ordenes tu cabeza,
el mundo estará ordenado,
y tú serás ese dueño,
que cuando quiere enloquece,
pero si no quiere,
si algo lo detiene,
sabe ganar con firmeza

.
Checha, 6 de marzo de 2018