domingo, 30 de julio de 2017

El cielo tiene que sonar así



Somewhere over the rainbow” habrá un bello lago verde y dulce, donde suenen las alas de las mariposas y los pasos del caminante a ningún lugar.




Imagine” que caminas sin miedo, sin notar lo que te dolió, lo que te hirió, lo que casi te mató, a ese lugar impreciso, sonoro sin sonido, de paz con la tierra de la que provienes.


Let it be” no puede ser diferente. Es y será. Y lo maravilloso es asumir que no hay otro cielo que el que late dentro de ti.


Ave Maria” madre no de tradición ni de escuela, sino la que acoge en su seno lo tierno y amargo y lo transforma en este amago de cielo-infierno en que nos movemos, tropezamos y evolucionamos.



Checha, 30 de julio de 2017