martes, 30 de mayo de 2017

Cada loco con su pena



Ay hola, me alegro de verte (mentira. Ayer la vi y me cruce de acera para no saludarla). ¿Qué tal te va?. Muy bien (me duelen las piernas a rabiar y mis riñones funcionan cuando quieren). ¿Y tus hijos?, ¿sigue María en Madrid?. Si, esta muy contenta (le va de puta pena con sus compañeros de piso y trabaja más de ocho horas diarias). Antonio vive con vosotros ¿no?. Si, esta estudiando (no aprueba ni una.Se pasa el día entero con el móvil y el ordenador. Se acuesta a las mil y quinientas y se levanta a las mismas). ¿Y qué es de Jaime?. Me dijiste que tenía novia, ¿no? . Si, vive con ella (la novia es una friki insoportable que va a su rollo y no saluda a nadie). Y a ti, ¿qué tal te va? (me importa un carajo lo que me cuente de todos sus viajes, sus comidas del coro y sus estúpidas obras de caridad). Estupendamente. Mañana nos vamos de viaje mi marido y yo (no me cuenta que su marido es un manco pedante que tiene una mala leche que se la pisa). Pues me alegro mucho. ¿Adonde vais?. Vamos a Cordoba, a pasar cinco días (con este calor insoportable, en pleno mes de agosto, os van a sudar hasta los pelos). ¡Qué bien!. Lo vais a pasar estupendamente (no me cambiaría por ella ni por todo el oro del mundo). Eso espero . Si no se tuerce nada (ahí está la ley de Murphy: todo lo que se pueda torcer se torcerá). Me voy, tengo un poco de prisa para hacer la comida (vamos a comer pizza por encargo y come-pillla). Bueno, da recuerdos a todos. Vale (no se acuerda de ti ni el tato).

Y así vivimos, nos movemos y existimos.
El que quiera saber, que se compre un libro.


Checha, 29 de mayo de 2015