domingo, 10 de agosto de 2014

DADME LECCIONES DE VIDA

DADME LECCIONES DE VIDA




Dadme lecciones de vida,
vosotros, ¡sabios doctores!,
que sabéis lo que se “ha”
y no cometéis errores.

Una vida tan excelsa
jamás osé conocer,
me basta esta mía incierta,
que ni délficos oráculos,
ni obstinación de su ser,
alcanzan tejer pasado
con hilos de presente ajado.

Parcas que hilan sin futuro
las telarañas nacientes.
Conócete a ti mismo”, una suerte,
para mentes excelentes.

Pero vosotros que sois,
de vidas clarividentes,
y alcanzado el viejo reto,
penetráis en otras mentes,
¡apiadaos de los necios,
de los que juzgáis errantes,
sed guía para de-mentes!,
¡las vuestras tan evidentes!.

De mil experiencias arduas,
íntimamente vividas,
sacad vuestras conclusiones,
¡espero ansiosa instrucciones!.

Dioses capaces de ver
lo vuestro como lo ajeno,
¡no ocultéis ese saber,
que solo entienden los muertos!


Checha, 10 de agosto de 2014