sábado, 1 de diciembre de 2012

RECICLAJE DE PIELES


PIEL DE NARANJA, PIEL DE LIMÓN, PIEL DE PATATA....
Somos lo que comemos”, lo que es otra manera de decir “mens sana in corpore sano”.
Nuestra dieta es capaz de prevenir y curar, o bien provocar y agudizar determinadas enfermedades.
No obstante hay muchas partes de los alimentos que despreciamos, en parte por su aspecto, en parte por su sabor, que, sin embargo, poseen gran cantidad de propiedades, en ocasiones, más que el alimento mismo,  sabiendo tratarlas, cocinarlas y eliminar los tratamientos perniciosos a las que son sometidas.
He recopilado una serie de informaciones de la red, acerca de las propiedades de la piel de tres alimentos, que se pueden extender a muchos más, y que forman parte de nuestra sección de reciclaje.
No hace mucho vi una cortina de piel de naranjas secas y me explicaron su utilidad para encender fuego.
 Resultaban bonitas, no menos bonitas que una preciosa pila de leña.
PIEL DE LAS FRUTAS Y VERDURAS

Las frutas, ¿con piel o sin piel?

Cuando se pelan pierden parte de sus nutrientes, pero también los pesticidas que acumulan
- Imagen: Viktors Kozers -Las frutas, además de contener minerales, azúcares y diferentes compuestos, son alimentos ricos en vitaminas y fibra. Estos nutrientes se localizan tanto en la pulpa como en la piel, aunque esta última acumula en general mayor cantidad de fibra insoluble y ciertas vitaminas. Cuando las frutas se consumen peladas, parte de estos nutrientes se pierden, pero se evitan también los pesticidas que se acumulan en la parte externa y que se eliminan al lavar las piezas antes de su consumo.

Concentración de fibra

La piel es la parte de la fruta con mayor concentración de fibra, si bien la pulpa carnosa también es fuente de pectina o fibra soluble. Este nutriente es esencial en la dieta debido a las propiedades beneficiosas que tiene para el organismo. Además de incrementar la sensación de saciedad, favorece el mantenimiento y el desarrollo de la flora intestinal, contribuye a que la bilis sea más soluble, ayuda a regular el nivel de glucosa y colesterol en sangre, combate el estreñimiento y previene incluso el cáncer de colon.


Su contenido en las frutas puede disminuir de forma significativa al pelarlas. En el caso de las manzanas, se pierde alrededor de un 11% de fibra y en las peras, hasta un 34% o más. En las frutas que se consumen sin piel, como los cítricos, hay que retirar la cáscara justa para eliminar la menor cantidad posible de piel blanca, ya que es pura fibra.
Respecto a los zumos, resultan más nutritivos cuando se consumen con pulpa, puesto que al retirar la piel ya se pierde bastante fibra.

Pérdida de vitaminas

la cáscara y la pulpa de ciertos cítricos presentan propiedades que pueden ser utilizadas en la lucha contra el cáncer.
Basados en estudios preliminares realizados por científicos de la Administración Nacional de Drogas de USA se ha logrado demostrar que la cáscara y la pulpa de cítricos, como mandarinas y naranjas, contienen flavonoides (pigmentos vegetales) que, por su poderosa acción antioxidante, lograrían evitar la aparición y detener el crecimiento y desarrollo de las células de tumores malignos que causan el cáncer de piel y el cáncer de mama.
Otros importantes beneficios de los flavonoides presentes en las frutas cítricas son disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, inhibir el colesterol y actuar positivamente en los procesos antiinflamatorios.
Su uso como ingrediente es muy habitual, ya que ofrece múltiples sensaciones tanto en el ámbito gustativo como aromático.
La cáscara de los cítricos que suelen llevarse a la cocina procede de diferentes variedades, como limones, naranjas, pomelos, limas y mandarinas. Para su utilización hemos de lavar muy bien la fruta y con ayuda de un rallador haremos finas virutas de la zona exterior de la cáscara. Desecharemos la parte blanquecina del interior para evitar que transmita cierto sabor amargo que estropea las preparaciones culinarias.
Preparar las cáscaras .-

Las ralladuras de cítricos pueden usarse frescas o desecadas.

Estas virutas podemos utilizarlas en fresco, es decir, recién ralladas, o desecarlas y utilizarlas después. Si son frescas su aroma será más nítido y fresco. En cambio, si se desecan perderán un poco el toque cítrico de frescor. Para desecar las ralladuras las pondremos sobre un plato y las dejaremos al sol. Las removeremos de vez en cuando mientras esperamos a que se sequen durante unas diez horas.

También podemos desecar las raspaduras en el horno a 50º C durante seis horas, removiéndolas de vez en cuando y vigilando que no se peguen ni se tuesten. Una vez desecadas se pueden conservar en botes cerrados como si fuesen una especia o una hierba aromática más.

Uso en la cocina.-

Las posibles aplicaciones de las cáscaras cítricas son diversas. Pueden servir para aromatizar salsas, como vinagretas, condimentar ensaladas, dar aroma a aceites o a preparados de repostería, entre otros usos. También se pueden utilizar como si fuesen una especia más y rallarlas por encima de un pescado o marisco que se esté cocinando al horno o en la plancha.

Pueden utilizarse además en platos con carne, bien asados, a la plancha o en un guiso, para aves, ragouts y marinados. Asimismo, podemos aromatizar aceites que posteriormente utilizaremos en guisos, vinagretas o salteados. Para ello añadiremos ralladura del cítrico elegido a un bote con el aceite de oliva suave o con aceite de girasol y dejaremos reposar tres días en un lugar oscuro y a temperatura ambiente. De este modo el aceite se impregnará del olor y sabor de los cítricos.

Otro elemento de la cocina que se suele aromatizar con cáscara de cítricos es el azúcar. Para conseguirlo, dejaremos el azúcar junto con la piel del cítrico escogido durante 3 días en un bote cerrado herméticamente. En este caso, en vez de utilizar la ralladura de cítrico es mejor utilizar un trozo entero de cáscara. De esta manera, se extrae fácilmente y no impregna en exceso el azúcar de aroma y sabor.

Modo de hacerlo.-


- Con un cuchillo afilado pelamos la corteza procurando que no quede demasiada parte blanca porque luego nos amargaría.

- Cortamos en tiritas o cuadritos, depende del uso que le vayamos a dar posteriormente.

- Ahora tenemos que secar. Podemos aprovechar el calor residual que queda tras utilizar el horno. Colocamos las tiritas o cuadritos (de naranja, limón o el cítrico que hayamos utilizado) en la bandeja del horno y cerramos la puerta, dejando que se sequen con el calor.

- Podemos guardarlas en botecitos de cristal así tal cual. Luego nos servirán para dar sabor y aroma a infusiones, postres, potenciar el sabor de platos que ya lleven naranja o limón y mil usos más que iremos descubriendo poco a poco.

- Y también podemos molerlas. De este modo obtenemos esencia pura de naranja y de limón que nos servirá para aromatizar todo lo que se nos ocurra... Por ejemplo: un café con un toque de naranja y otro de cacao. ¿Y porqué no con un toque de limón y otro de canela?

Además se conservan perfectamente en botes de cristal bien cerrados y cuando abres el bote... ¡te inunda el aroma!
Confitar la cascara de un Citrico .-
Ingredientes:

3 Citricos
130 gr de Azucar
250 cc de Agua
150 gr Azucar

Elaboración:

Corta la piel del cítrico elegido y retira la parte blanca.
Córtala en tiras bien finas, comúnmente denominado corte en juliana.
Coloca en una cacerola pequeña, el azúcar junto con el agua y llévalo al fuego hasta que rompa hervor.
Coloca la piel ya cortada y cocina hasta que el líquido se haya reducido a la mitad.
Retira las cáscaras del almíbar, coloca sobre una placa con los 150 g de azúcar, rebózalas y déjalas secar en el horno apagado de 4 a 6 horas.
Fuente: Recopilación


PIEL DE NARANJA
 Los nutrientes que existen en la piel son practicamente los mismos que en el resto del fruto. La piel también es una fuente importante de vitamina C y fibra. Sólo hay un pequeño detalle a tener en cuenta, y es que la agricultura moderna utiliza ciertos productos destinados a proteger la planta frente a enfermedades y plagas durante el crecimiento. La autorización y uso de estos productos está estrechamente controlada por la legislación europea (para más información visite la página web abajo indicada) y la concentración final en los productos destinados a consumo humano debe estar dentro de los límites marcados por la ley. La mayoría de las naranjas que se comercializan han sido tratadas con estos productos, y además se les suele aplicar un recubrimiento céreo como tratamiento postrecolección para aumentar el tiempo de conservación. Si te quieres comer la piel de una naranja que ha sido tratada tendrás que lavarla bien antes. Otra alternativa es comprar naranjas ecológicas para las que se garantice que no han sido tratadas. En cualquier caso siempre es mejor que laves la piel de la naranja antes de comerla.
La piel de la naranja tiene un sabor y un aroma excepcional, y además de comertela tal cual puedes emplearla como ingrediente en algunos platos, en repostería y si está seca es perfecta para darle un aroma especial al té negro.





PIEL DE LIMÓN

Propiedades medicinales de la infusión de limón

Las propiedades del té de cáscara de limón para la salud son significativas, ya que posee múltiples aplicaciones que favorecen el buen funcionamiento del organismo. El limón es una fruta con la cual se puede realizar diferentes preparaciones, inclusive tisanas, con las cuales aprovecharás al máximo, las propiedades medicinales de la infusión de imón.
El limón es un fruto que posee muchas utilidades en medicina. Su cáscaracontiene sustancias beneficiosas para la salud, tales como:
  • Aceite esencial con d-limoneno.
  • Citroneal.
  • Felandreno.
Estas sustancias, sumadas a las ya conocidas vitamina C, ácido cítrico, málico, fórmico, hesperidina, pectinas, entre otras; son ideales para que pruebes preparar un té de cáscara de limóny obtengas beneficios de las propiedades medicinales de su infusión.
  • Combate la hinchazón intestinal, disminuyendo la cantidad de gases.
  • Favorece la digestión estomacal.
  • Descongestiona el hígado.
  • Es un desintoxicante natural.
  • Actúa como astringente.
  • Es antiséptico.
  • Elimina el exceso de grasitud de la piel.
  • Ayuda a blanquear manchas en la piel.
  • Ayuda a mejorar el mal aliento.
  • Blanquea los dientes.
  • Ayuda a aumentar las defensas por su alto contenido en vitamina C, previniendo resfriados.
  • Actúa sobre la presión arterial, ayudando a disminuirla.
Las propiedades del té de cáscara de limón son importantísimas a la hora de cuidar la salud, aprovéchalas, incorpora infusión de limón a tu dieta habitual y obtén todos sus beneficios y virtudes.












PIEL DE PATATA
La patata no engorda. Durante muchos años, se pensaba que la patata engordaba y se excluía de las dietas de adelgazamiento, pero esto no es así. La patata como tal aporta pocas calorías (72,27 kcal/100 g), y es el tipo de grasa con la que se cocina la responsable en gran medida de un mayor valor calórico, que puede llegar a triplicarse en caso de comerlas fritas. Las personas interesadas en bajar su peso deben evitar las patatas fritas y optar por las cocidas o asadas al horno. Por su contenido en hidratos de carbono complejos, las patatas sacian sin engordar y también facilitan la eliminación de líquidos. 
Las patatas nuevas contienen mayor cantidad de vitamina C. Las patatas nuevas de primavera contienen mayor cantidad de vitamina C y ésta se conserva mejor si se fríe que si se hierven o se hacen puré. 
La piel de la patata contiene antioxidantes. Lo ideal sería consumir la patata con su piel, porque en ella se hallan concentradas la mayoría de las vitaminas. Sin embargo, es habitual que las patatas se rocíen con productos tóxicos para evitar la aparición de brotes, por lo que es conveniente tomarlas peladas, a excepción de las que provengan de cultivos ecológicos.
Dra. Dª. Ana Haro García
Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos
Universidad de Granada

-Comer una patata mediana con piel aporta cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, una quinta parte del valor recomendado diario de potasio, una décima parte de la ingesta diaria adecuada de vitamina B6 y algo detiamina, riboflavina, niacina, magnesio, fósforo, hierro y zinc.
-Las patatas contienen unos compuestos llamados fitoquímicos, como los carotenoides y polifenoles. Se sospecha que dichos componentes pueden reducir las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como ciertos tipos de cáncer.
-Comer patatas es beneficioso para el sistema inmunitario, en especial si se comen frías o en ensalada.
Comer una patata mediana con piel aporta cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada de vitamina C —



Una receta estupenda que comí no hace mucho en un restaurante es:
APERITIVO DE PELADURA DE PATATAS
Una vez lavadas concienzudamente, se pelaban con un grosor de ½ cm. Se freían en abundante aceite y espolvoreaban con una mezcla de hierbas aromáticas. El resultado era fantástico.
Siento haber perdido la receta, porque la compartiría gustosa con vosotros.
RECICLEMOS Y NOS BENEFICIAREMOS DE MUCHAS PROPIEDADES ALIMENTICIAS
Checha, 1 de diciembre de 2012