viernes, 7 de diciembre de 2012

COMO UNA PIEDRA ("WIE EIN STEIN"). TRADUCCIÓN LIBRE


COMO UNA PIEDRA
 (“Wie ein Stein”, Klaus Hoffmann)

Cantaautor  rebelde, reivindicativo, actor teatral, escritor…. , versátil, como todo verdadero artista. Ese es Klaus Hoffmann (http://www.lastfm.es/music/Klaus+Hoffmann/+wiki), cuya carrera comenzó sobre los años 60 en Berlín, un Berlín dividido por un muro, una gran piedra.
No es raro sentir nuestro gran peso, la gravedad que nos hunde junto a todos los demás, como andar en el fango, vernos como mariposas de alas mojadas, que ya no pueden volar.

   Ese dolor de sentir lo vivo como inerte, de sentirse arrojado, pisado o pisando, apisonado o apisonando, es el que nos transmite el autor en esta bonita canción, de la que he tenido el atrevimiento de hacer una traducción libre.  No dejaré de facilitaros también una traducción literal, más fiel, sin pretensiones rítmicas.


(en este enlace encontrareis tanto la letra en alemán como la canción)
WIE EIN STEIN, Klaus Hoffmann
Traducción libre
COMO UNA PIEDRA
De nuevo en la calle inmerso,
otra vez ,
una nada en masa gris,  

Tu deseo, estar ahí,
para poderte sentir.
Juntos en la suciedad, pensabas,
nos tocamos y acercamos,
¿qué otro sentido encontramos?.
Y vagas como una sombra  
siempre en camino,  

Escupes a saciados seres,
arañas, muerdes, golpeas,
y gritas llamando a tus ángeles,
los que te dejaron solo 
solo en carencias y males , 
Caes y te hundes, cual plomo.
Como una piedra
te sientes como una piedra,
arrojada a las ventanas,
pisando puertas,
o apisonando murallas.
Como una piedra
te sientes como una piedra,
ser puente es lo que deseabas.

Y comienzas a odiar
lo que no puedes amar,
imposible abandonar, 
si no puedes entender.

Y miras en los rostros,
rostros duros como piedras.
Morir antes de ser los otros.

Y quieres construir muros
con grandes y enormes cercas,
Y jamás, jamás mirar,
en ajenos corazones entrar.
Mejor hundirte en los suelos,
abajo, como una piedra,
y seguir viviendo así,
a ser como todos ellos.

Como una piedra,
Te sientes como una piedra,
Arrojada a las ventanas,
pisando puertas
o apisonando murallas.
Como una piedra,
Te sientes como una piedra,
Ser puente es lo que deseabas.
Traducción: Cecilia Guillén Pérez

     Imposible dejar de evocar a Sísifo, condenado por los dioses a empujar una gran piedra por una elevada y agreste montaña, que llegada a la cumbre volvía a caer. 
   ¿Y cómo olvidar al gran Atlas, llevando sobre sus hombros el peso de la tierra, la gran piedra del mundo?

Checha, 7 de diciembre de 2012