viernes, 27 de abril de 2012

COMA, BEBA Y PUNTO


COMA USTED CUANDO Y COMO QUIERA (siempre que siga una dieta adecuada)
¿Cómo como?. Pues como, como como.
Esta simple oración puede tener significados muy diversos en dependencia del lugar donde situemos las comas.
Además de ser el típico ejemplo para aprender a distinguir entre pronombre interrogativo, verbo y conector, podría asimismo servir para ejemplificar el uso relativo de la coma, su versatilidad, su función expresiva, en íntima relación con la entonación, que muchos puristas pretenden obviar, ateniéndose a una serie de reglas fijas, más o menos objetivas, que en ningún caso pueden abarcar los usos expresivos de cada uno de los hablantes.
   Cambiemos pues las comas, y veamos los resultados:
¿Cómo, cómo? (pregunta un hablante harto de que le indiquen continuamente cómo ha de realizar las cosas).
Pues, como, como, como (el hablante aquí reitera el verbo comer para dar a entender que  come de la única manera posible, o que no hay tantas maneras de realizar el acto de comer).
  Leyendo en la RAE las múltiples reglas referentes a la coma, con sus grandes excepciones, que desde luego no domino, y probablemente no aprenda jamás, he constatado que están actualmente en revisión. No es de extrañar. No habrá muchos capaces de adecuarse a ellas, es más, habrá muchos, que sin trasgredir normas, se acojan a la libertad que brinda su posible uso expresivo, subjetivo.
   Se supone que no se ha de utilizar la coma delante de conjuciones copulativas, como en el ejemplo a continuación :
Estoy muerta,  me duele la cabeza, y los pies
  Perdónenme los lingüistas, los expertos, los críticos, aunque mejor arguméntenme contra mi fiel convicción de que existen diferencias significativas entre estas dos oraciones:
Estoy muerta, me duele/n la cabeza y los pies (1)
Estoy muerta, me duele la cabeza, y los pies (2)
En el segundo supuesto, la hablante Checha estaría acentuando el dolor de pies, ya sea por lo extraño del dolor en esa parte del cuerpo, ya sea por la intensidad de tal dolor, o cualquier otra causa.
   Lejos de pretensiones lingüísticas  tiene este escrito intenciones relativizantes, pretende ser un suave respiro , que coincide con la función de la coma: un respiro, aunque sea para comérsela.
Checha, 27 de abril de 2012
Por si alguno tuviese la mala intención de leer normas ortográficas, aquí teneis un enlace referente a la coma:
http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltGUIBusDPD?lema=coma2