lunes, 5 de marzo de 2012

MANOS QUE NO DÁIS, QUÉ ESPERÁIS


TEORÍA Y REFRÁN SOBRE EL AMOR

"Amar consiste en encontrar en la felicidad de otro la propia felicidad."
LEIBNITZ, Gottfied W


Es curioso que sea precisamente Leibnitz, filósofo del s.XVII, cuya concepción del universo se basa en las mónadas, esto es , seres independientes, absolutamente distintos y diferentes, creados por Dios, pero no identificables con él, que no se influencian entre sí,  átomos cerrados, que contienen un cierto grado de perfección,... el que nos transmita esta estupenda teoría sobre el amor. Teoría que nos habla de vaciarnos para llenarnos, de dar mucho para recibir mucho,  haciendo depender el grado de generosidad del grado de felicidad conseguida.
Y es que a fin de cuentas esas mónadas independientes constituyen un universo armónico, armonía imposible desde actitudes egocéntricas y egoístas, armonía más o menos consciente de la pertenencia a un universo común e igual para todos.
    Y en román paladino, el pueblo, nosotros, hemos traducido esta complicada filosofía en uno de mis refranes favoritos, comprensible por todos y para todos:
MANOS QUE NO DÁIS, ¿QUÉ ESPERÁIS?
Es evidente que el que no dá genera muerte, es como un parásito que vacía pero no llena, ni crea, que es movimiento, ni regenera, que también lo es, ni se regenera a sí mismo. Fuerza renovadora, es dar, lo contrario es podredumbre.

Checha, 5 de febrero de 2012