sábado, 26 de noviembre de 2011

El misterio del espejo  (Drama en infinitos actos).....Tachán!!!!

Mi querida Alejandra, tan pronto como me diste la voz de alarma, fui directa al ordenador en busca del espejo perdido. No estaba entre las entradas. ¿Donde coño (perdón) estará mi espejo? (suena música de fondo:   "donde quiera que esté, mi espejo es mio.........., donde estará mi espejo, donde estará mi espejo,.."). Miré en la configuración y voi lá, allí estaba, ¡se había largado a las páginas!. ¿Tan mal se encontraría en las estradas?. Lo cierto es que soy como la zorra de la fábula, LAS UVAS ESTÁN VERDES, y en honor a mi carácter respetuoso y tolerante, allí lo he dejado, ¡que le vaya bonito!, porque yo no sé todavía qué coño (perdón otra vez, soy un poco mal hablada y este taco es mi preferido) son las páginas. En todo caso, he hecho, no me preguntes cómo, que aparezca también pinchando en las entradas, así que todos contentos.
Esta relación con mi ordenador es bastante turbulenta, ¡no hay día que no le plantee el divorcio!, pero luego.......¡me da una pena!