domingo, 28 de diciembre de 2014

QUERIDA VIDA

QUERIDA VIDA



Querida vida,
siento no sentirte,
pero no te siento.

Siento no entenderte,
pero no te entiendo.

Has de saber, vida,
que sin lucha te sentí,
y luchando no te comprendí.



No aspiro a saber,
lo que nadie sabe,
ni sabrá.

No quiero entender,
lo que nadie entiende,
ni  sabe.

No quiero asumir
que es el caos
tu reino.

No puedo vivir
sin datos,
único derecho
que tú me has dado,
única razón
que esta locura armoniza,
escarnio de mi hado.
Vivo muriendo por tejer,
esta madeja de hilo anudado.

Magia viví transparente,
como la lluvia,
como la fuente,
más no veo el fuego,
no tengo madera,
cristales opacos de chimenea,
que el hollín ennegrece.



Si magia negra es ahora tu espejo,
mis dedos cansados,
no quieren rascar,
¡refugiame detrás!,
allí donde mi mirada no alcance,
allí donde se oculte un ánima ajada,
muerta y viva, allí almacenada.
¡No tortures mi deseo,
de no ver lo que no veo!
Tras el espejo, tras el cristal,
no vive la pena negra,
misericorde y falsa pena,
pena que da y no da pena,
pena que otros no sienten,
pena, la que yo parí,
que es mi pena,
¿me pones inconvenientes?

Checha, 28 de diciembre de 2014