miércoles, 15 de enero de 2014

ME ECHO DE MENOS




ME ECHO DE MENOS


Me anhelo y deseo,

me rememoro joven,
feliz e indocumentada.
Me tengo cariño y respeto,
por lo que fui,
por lo que quise ser.

Sin la espontánea sonrisa,
sin esa entrega sin frenos,
¿por qué me echo tanto de menos?.




No es oscuridad, es penumbra,
semi-risa, semi-llanto,
semi-lejos, semi-cerca,
semi-yo, semi-tú.

“Mi” tercera nota me rompe,
¿”do”ve la luz?
“Re”manso.
Sé y lo ignoro,
soy y me canso.

En “mi” quinta sin el “sol”,
me frena el carro escalar,
de ruedas por engrasar.

Siete notas,
a ciegas y a locas,
a dudas, “sí”, “la” veo llegar,
esperanza y maldición
de un empinado escalón.

¡Me añoro, casi me caigo!,
horas semieternas pasan,
y harta ya de sostenerme,
cojo el bastón de la negra,
abro su paraguas trino,
gotas de lluvia sin tino,
refractan luz de colores,
me transportan, me superan,
ciegos ojos para el sol,
¡gafas rotas sin sabores!







Checha, 15 de enero de 2014