jueves, 6 de junio de 2013

TODO FLUYE

TODO FLUYE (panta rhei)


Para que todo realmente fluya, es necesaria la existencia de un elemento cohesionador, capaz de equilibrar los opuestos, de hacer que un ciclo suceda a otro, que los elementos negativos queden de tal forma estructurados con los positivos, que sea imposible la existencia de los unos sin los otros.
Este elemento unificador ha de ser fluido, puesto que es el elemento por antonomasia que no deja “huecos”, que contiene en sí la polaridad,  y sus moléculas  se aproximan para evitar los espacios, al tiempo que no se atan, sino que, antes bien, resbalan con toda flexibilidad para poder adaptarse y llenar vacíos.
Un 75% del cuerpo humano está compuesto por agua.
Quizás sea ese 25% inflexible,  hierático, el que destruye nuestro equilibrio personal y social.
Esta reflexión sobre las posibilidades del agua para disolver elementos minerales, fue lo que más me sorprendió  de la ponencia inaugural de curso en el IES Alfonso X  el Sabio de Murcia, de Dña Mª Ángeles Gómez, acto en el que a su vez se despedía de la enseñanza. “Es la enseñanza la que la ha perdido a ella”, hago mías sus propias palabras en otro contexto. Transcribo un extracto de su ponencia, para que podáis disfrutar directamente de sus palabras:

“El agua es la molécula sencilla e imprescindible para la vida que presenta mayor
cantidad de anomalías, con respecto a lo que cabría esperar de su formulaciónquímica.
La molécula de agua está formada por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno (H2O),estos enlaces covalentes podrían dar un compuesto apolar (H-O-H) muy maldisolvente de las sales.
¿A qué se debe, pues, que el agua disuelva las sales?
Esto es debido a que en la molécula de agua los tres átomos no están en línea recta,sino que los dos hidrógenos forman entre sí un ángulo agudo, lo que le comunica uncierto carácter polar (una zona con carga positiva y otra zona negativa).
Esta es la razón por la que el agua es un magnífico disolvente de sales minerales, porello el agua del mar es salada, y la sangre o la savia son portadoras de los nutrientesnecesarios para la alimentación de las células de animales y plantas.
La molécula de agua tiene una masa molecular muy baja, casi la tercera parte de lamasa de la molécula de CO2.
¿Cómo es posible que el CO2 casi tres veces más pesado sea un gas ligero a
temperatura ambiente, y el agua sea líquida?
Esta es otra de las maravillosas excepciones de la naturaleza, un comportamientoanómalo del agua pero imprescindible para que la vida sea posible.
Este hecho sorprendente consiste, en que los hidrógenos de cada una de las moléculasde agua saltan a las moléculas próximas, lo que lleva consigo que las moléculas deagua se acerquen entre sí, tanto que no quedan espacios libres entre ellas, pero gozande la libertad de poder resbalar unas con respecto a las otras.
Estas son las características del estado líquido.
A este fenómeno que justifica la presencia del mar, ríos y lagos en la Tierra y por ende la vida sobre ella, se denomina Puente de hidrógeno.”
Dra D. Mª Angeles  Gómez


No es de extrañar, pues, que el primer pensador considerado filósofo, Tales de Mileto, concibiese el agua como el elemento del cual proviene todo lo existente:

“En cuanto a su cosmología. afirmaba, según las referencias que nos han transmitido los antiguos, que la tierra estaba sobre el agua, flotando como un disco. Se le atribuye la afirmación "todo es agua", que se ha interpretado en el sentido de que Tales afirmaba que el agua era el elemento originario de la realidad, el principio de todas las cosas, o bien en el sentido de que todas las cosas estaban constituidas o formadas por agua. ¿De dónde procede esta idea? Algunos afirman que Tales la tomó de la mitología oriental; la mayoría, sin embargo, tienden a atribuirle un origen experimental, bien derivado de la experiencia de lo húmedo y de la importancia de la humedad en el desarrollo de la vida, o bien de la observación de la evaporación del agua, que hace que este elemento se transforme en otro. En todo caso fue el primero que planteó la cuestión de la naturaleza última del mundo, concibiendo las cosas como formas cambiantes de un primer y único elemento: el agua.
Lo importante de lo que nos ha llegado de su pensamiento es, pues, que concibió la noción de la unidad en la diversidad, intentando explicar a partir de ella las diferencias que se perciben en la multiplicidad de lo real, y que dicho principio o "arjé" era de carácter material.
Sea como fuere, Tales es considerado el primer filósofo por cuanto, frente a las explicaciones de la realidad de carácter mítico y religioso, nos ofrece por primera vez una explicación basada en la razón, es decir, en la que no se apela a entidades sobrenaturales para explicar lo real ni se admite lo contradictorio, rechazándose, además, la heterogeneidad entre la causa y el efecto: si la realidad es física, su causa ha de ser también física (el agua, por ejemplo).”

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
  qu'es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
  e consumir;
  allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
  e más chicos,
allegados, son iguales
los que viven por sus manos
  e los ricos.
(Jorge Manrique, Coplas a la muerte de su padre)

Ríos somos, agua caudalosa o gota de agua, pero al mar llegaremos todos, y ese mar nos hará iguales.



No puedo acabar esta reflexión sin dejaros unas citas de aquel filósofo presocrático, que tuvo la lucidez de afirmar el fluir, el cambio, el movimiento como signo inequívoco de vida.

Heráclito de Efeso (-535 a -484), entendía que había una unidad sintética que ordenaba el mundo que llamó Λόγος (Logos, a falta de una traducción mejor), y se trataba de una armonía, un equilibrio de opuestos, que la gente solía perder al enfrentarse con el devenir de la vida.
Para Heráclito, este logos atravesaba toda la existencia del hombre, y su entendimiento del mundo, la verdadera sabiduría, era encontrar de nuevo ese equilibrio entre la dinámica estructura de los contrarios.
Aunque no sea suya, la frase «Panta rei» (πάντα ρεῖ), "todo fluye", se le ha atribuido tradicionalmente a él, porque representa enteramente su modo de pensar respecto de un devenir animado por la complementariedad de los opuestos.
Según dicen, enfrentado al no entendimiento de sus ideas por parte de sus contemporáneos, y a pesar de su linaje real, abandonó la sociedad para vivir por su cuenta, no sin antes dejar escrito un libro donde exponía su pensamiento, y en el que expresaba ese reproche a la falta de sabiduría de las gentes de su tiempo.
En mi opinión, Heráclito es un digno representante local de una escuela de pensamiento mucho más antigua y originaria de extremo oriente, llamada escuela de Yin-Yang. Curiosamente, parece contemporáneo de Lao Tsé, insigne representante en China de una interpretación de la escuela Yin Yang, y que se supone fundó con el nombre de Taoísmo.Confucio, también vivió en esa época y, aunque menos evidente, su obra también notó la influencia del Yin Yang.
Lao Tsé renunció a su buen puesto como archivista de la Biblioteca Imperial, y antes de abondonar para siempre la sociedad, según cuenta la leyenda, el guardián del paso de Shanggu, le suplicó que dejase por escrito su pensamiento, conocido como Tao Te Ching.
El paralelismo tradicional entre estos sabios del extremo y medio Oriente, de abandonar una vida acomodada por la conciencia de un sabio entendimiento del mundo, se repite multitud de veces (otro ejemplo famoso fue Bodhidharma, el fundador del Budismo), y Heráclito, pienso, perteneció a esta tradición, aunque no dejara tras de sí ninguna fundación de doctrina, al menos que sepamos.
El origen de esta escuela de pensamiento, el Yin Yang, se pierde en la noche de los tiempos, pero se sabe que recorrió todo el mundo antiguo, notándose su influencia en las formas locales y particulares de cada región.
La clásica división filosófica de los inicios griegos de la filosofía no es más que una consideración clasista, propia de un ensimismado Occidente, que no deseaba mirar hacia otros sitios.
Como colofón de estos apuntes me satisface terminar con esta frase que me parece bellísima, Panta Rei - Todo Fluye.
Autor: Pedro Donaire

Algunas frases célebres de Heráclito:

·        Si no esperas lo inesperado no lo reconocerás cuando llegue.
·        Los médicos cortan, queman, torturan. Y haciendo a los enfermos un bien, que más parece mal, exigen una recompensa que casi no merecen.
·        Sin esperanza se encuentra lo inesperado.
·        Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina.
·        Todo cambia nada es.
·        Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña.
·        Para Dios todo es hermoso, bueno y justo. Los hombres han concebido lo justo y lo injusto.
·        Los perros sólo ladran a quienes no conocen.
·        Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, abundancia y hambre.
·        A todo hombre le es concedido conocerse a sí mismo y meditar sabiamente.

Checha, 6 de junio de 2013