viernes, 12 de octubre de 2012

LA CALLAS, LA DIVINA



LA DIVINA
LA CALLAS
MARÍA CALLAS

 






 Hace tiempo pedí a Milamami , gran entendida en música, que escribiera un artículo sobre María Callas para nosotros.
He aquí el resultado:

 
María Anna Sophie Cecilia Kalogeropoulos

París, 16 de septiembre de 1977. 
Amanece un día más, María está sola, el personal del servicio con ella, pero se siente sola. Dicen que después de desayunar en la cocina, continuó la lectura de un libro tumbada en la cama, a continuación se dirigió al cuarto de baño y un fuerte dolor en el costado izquierdo la hizo caer al suelo, inconsciente. La llevaron otra vez a la cama. Aunque fue solicitada la presencia del médico, ella falleció antes de su llegada. Tenía 53 años.
 

Sus cenizas encontraron su descanso en el Mar Egeo.



Su maestra, una española, la soprano Elvira de Hidalgo. 

Ha sido la primera persona de la historia en ser llamada "Diva".
 
María encontró el amor, el amor que luego.....
la traiciona. Ella se va adentrando más en ese amor, al tiempo que se abandona en él, también abandona su cantar, su voz, su alma. Aristóteles Onassis la deja, busca más fama, más poder. Cuando él quiere retornar a ella, esta ya no le abre su puerta. Con la voz rota, quebrada, ahogada, quiere volver a cantar, necesita volver a cantar, porque los que cantan no pueden estar callados, pues así les habla el alma. Pero se esconden cuando los que quieren que les escuchen no lo hacen. Y a costa de estar callada, la fue perdiendo. Retomó la música en la que ya no estaba la voz de antes, pero quizá se hallaban más aún su espíritu y su sentimiento, y tal vez la que menos quería oírse era ella misma.

¿Por qué ya no cantabas María?
Querías hacerlo, ya que así te hablaba el alma. 

Quizá ella pudo sentir......
"Por qué el amor nos encoge, 
nos inhabilita,
nos imposibilita,
nos paraliza,
nos eleva en inatrapables molinillos al viento,
nos patea cuales hojas caídas,
nos abandona,
y nos vuelve a recoger,
nos destruye en la inexistencia de uno mismo,
nos construye,
para ser del otro,
para ser el otro. 
Te amaré más allá de la constancia interminable,
de esa interminable inacabada melodía,
sinfonía inconclusa,
te daré mi paciencia y mi espera,
no huiré, 
daré la vuelta,
siempre retornaré,
en la soledad en la que aguardo,
que se conforma con tu presencia en mi compañía".

Podría traer infinidad de sus vídeos, pero hoy me quedo con sus últimas actuaciones, de humildad en el escenario, pues aun sabiendo que su voz no estará a la altura, su voluntad, su alma y su pasión sí lo harán, y nos dice: 

¡¡¡ESCUCHADME, A PESAR DE TODO, AQUÍ ESTOY PARA VOSOTROS, SOY MARÍA CALLAS!!!

Maria Callas - O Mio Babbino Caro
 

En este vídeo, al terminar el aria, su imagen queda estática unos segundos, sin comentarios.

Confieso que me ha costado mucho escribir este, pues no quería llenarlo de cotilleos, habladurías, críticas. 







Milamami, 12 de octubre de 2012

Gracias por presentarnos a una Maria Callas tan humana, por ser capaz de empatizar con sus sentimientos, por saber ver en ella a una mujer que amó apasionadamente, cuya herida de amor apagó su voz, cuya herida de vida, ocasionó su muerte.


Checha