jueves, 2 de agosto de 2012

CHANGE MONEY?

BERLIN




  No solo prometo ofreceros una aceptable guia de viaje, sino además , contaros un par de anécdotas de "la checha en Berlin". Estoy realmente entusiasmada con los aires de libertad y la tolerancia que se respira aquí, nada que ver con mi primera experiencia,
cuando ,tras leer una inagotable lista de prohibiciones para pasar a Berlín Este: no fotografiar monumentos oficiales, entre ellos puentes, no transportar periódicos occidentales, no transportar bolsas de plástico (incitación al consumo), etc, dí un traspiés ante el solemnemente vigilado monumento al soldado desconocido. Creí morir. Imaginé que en ese momento se abalanzarían sobre mi todos los perros adiestrados que habían husmeado nuestro autobús a la entrada a la vigilada ciudad prohibida, reino de igualdad para los pobres, reino autosuficiente y aislado del malvado consumismo..¡grave mentira!. Paradógicamente, nuestro autobús iba parando, a tomar un refigerio, precisamente en restaurantes en los que no se aceptaban mas que divisas extranjeras!. No era mas que miedo, terror, lo que  impedía a los ciudadanos asaltarte por las calles, como en otras ciudades comunistas, con la desesperada y famosa preguntita:
¿change money?



Checha, 2 de agosto de 2012