domingo, 15 de abril de 2012

EL EXTRANJERO


EL EXTRANJERO (ALBERT CAMÚS)

  Esta obra, escrita en 1942 , es una de las novelas que más me han impactado e invitado a reflexionar en mi trayectoria vital . Encuadrada en el ámbito de la literatura existencialista, nos relata la historia de un personaje indolente, cuya vida, marcada por el absurdo y el sinsentido, no es fruto de su propia elaboración, de su toma de decisiones, antes bien la vive dejándose arrastrar por las circunstancias, por hechos que ni entiende ni pretende entender, pues le resultan absolutamente indiferentes. El personaje es vivido por la vida hasta el punto de cometer un asesinato, sin motivación alguna, emocionalmente vacío. Este estoicismo vital le resulta cómodo, y sólo en el juicio  condenatorio, al final de la obra, comienza  a reflexionar sobre los no-actos de su historia; es el único resorte que le azuza a pensar, a reflexionar, a hacer crítica, incluso a buscar las causas y motivaciones de su deslizamiento por el mundo.
    La relevancia de esta obra se fundamenta en su crítica a una sociedad carente de valores, que asume la vida sin más. Y , más allá de ésto, en su pre-visión del hombre del tercer milenio, un hombre arrastrado por imposiciones sociales, económicas, políticas, sin sentido alguno de la justicia social.
  Nada más actual que la impasibilidad e indolencia con la que estamos viviendo las “imposiciones del extranjero”, basadas en criterios puramente economicistas, la indignación de unos pocos ante la asunción masiva de las graves injusticias sociales, en la ilusoria esperanza de que recortando y recortando (curiosamente a los ya recortados) llegaremos a la tierra prometida, tras la crisis. Engaño masivo, justificación del desatino de que la gente común se ahogue en el presente para llegar a un futuro que probablemente no llegue, o   no pueda vivir.
  No  dejaré de transcribiros un par de párrafos del magnífico bando panocho, ganador del primer premio en las Fiestas de Primavera de Murcia 2012, escrito por Antonio López Vidal, en el que se delata, con todo gracejo, pero gran crudeza y veracidad, la situación que estamos viviendo: