miércoles, 15 de febrero de 2012

LA TERCERA HERIDA: MUERTE EN VENECIA

LA TERCERA HERIDA:   MUERTE EN VENECIA

Me acaban de enviar un magnífico correo de Venecia



https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=gmail&attid=0.1&thid=13573b6a71170368&mt=application/vnd.ms-powerpoint&url=https://mail.google.com/mail/?ui%3D2%26ik%3D00403fe862%26view%3Datt%26th%3D13573b6a71170368%26attid%3D0.1%26disp%3Dsafe%26zw&sig=AHIEtbQcomLHlJv6OeHHgLbwVZ1QM3Sm_g
Pinchar : downlowd original. Podreis disfrutar así de la presentación con imágenes y música, que es preciosa.

       Trés heridas, el amor, la muerte, la vida.
Son heridas constituyentes, inherentes a nuestro ser como persona. Vivir, amar, morir, es nuestro estar ahí en el mundo, pertenece a la paradoja de todo lo viviente, que  contiene en sí la contradicción de ser a la vez, aunque no siempre al mismo tiempo, fuente de la más sublime felicidad, a la par que del más profundo dolor.
 Por ello son múltiples y variadas las visiones y experiencias de los mismos, y ninguna carece de verdad, todas son y no son, depende de para quién y del momento vital en que se encuentre.
Los maravillosos versos de Sta Teresa de Jesús: "vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero, porque no muero", pertenecen a esa visión de la muerte del misionero que os comenté en la entrada "La Ino va de duelo". La muerte como liberación, como tránsito a una vida bienaventurada, motivo de alegría, de éxtasis placentero. Aquí el peso de la herida, del dolor, lo lleva la vida, no la muerte.
  En contraposición a ésto , Thomas Mann, en su magnífico libro "Muerte en Venecia", nos presenta la decadencia de unos años pertenecientes a los albores de la Primera Guerra Mundial en Alemania, de un señor maduro que va buscando en los viajes el sentido de la vida, la belleza de la misma, y aterriza en Venecia, ciudad romántica donde las haya, donde encuentra la belleza plasmada en un jovencito, un Adonis, que no obstante también llega a resultarle decepcionante, llega a resultarle mortal en Venecia atacada por la peste, amor y muerte de nuevo unidos, inseparables.  Porque los contrarios se tocan, porque son caras de una y la misma moneda. Pues bien, en la película que lleva el mismo nombre, dirigida en 1971 por Visconti, se nos introduce en el tema de la muerte tanto de forma visual como auditiva.
El desvirtuado término romanticismo, vulgarmente entendido como amor ideal, como vida paradisíaca, nos remite antes bien a la fuerza de la pasión, a lo subyugante de una pasión incontenida e incontenible que puede llevarnos al suicidio, a la desesperación, a la muerte.
  Personalmente experimenté Venecia también en esos términos, una ciudad bella pero muerta, enmohecida, rehuida por sus habitantes y buscada por visistantes; una ciudad que nos hace hundirnos en la melancolía de la bruma permanente de sus cielos, de sus casas y palacios habitados por nadie, plagada de turistas que tampoco somos nadie, no somos vida; así pues, una ciudad en la que uno podría morir sin desentonar con el paisaje.
No por casualidad la musica de la película es la Quinta Sinfonía de Mahler, cuyo título original alemán es "Trauermarsch", esto es, marcha fúnebre.
Imágenes y música perfectamente acopladas para adentrarnos en la decadencia de una vida ya muerta, en la tristeza profunda que constituye el no ser.
¿Qué es en definitiva la muerte?, ¿con qué visión nos quedamos?.
Lo cierto es que no podemos elegir, lo único que nos queda es aceptar, ser conscientes de que la caprichosa vida nos irá sumiendo cíclicamente en una y otra visión, que nunca, nunca impedirá liberarnos de algo que también es inmanente a la muerte, a la vivencia de la misma por todos, absolutamente todos los seres humanos, el profundo sentimiento de tristeza que nos produce la pérdida, aceptada o no aceptada, pero a fin de cuentas,la ausencia definitiva de un ser querido, o de nosotros mismos, los más queridos.

                                                Checha, 15 de febrero de 2012

Os envío asimismo el enlace a la 5ª Sinfonía de Mahler, que es magnífica:
www.youtube.com/watch?v=lAHweK524Wc