miércoles, 22 de febrero de 2012

EMPEZABA POR I


IMAGINACIÓN Y CREATIVIDAD DAN SENTIDO A NUESTRAS VIDAS

Ha llegado a mis manos un artículo de una muchacha de 17 años,que a su corta edad, no sólo muestra tener grandes dotes literarias, sino además un profundo sentido crítico de la realidad que nos rodea, del futuro que nos espera si dejamos de potenciar aquello que más llena nuestras vidas de satisfacción, de esperanza: hacer, crear, inventar, dedicar tiempo a pensar por nosotros mismos para plasmarlo en acciones únicas, propias.....
Doy paso a sus palabras y la felicito sinceramente por este estupendo artículo.

Empezaba por I.
Todos al nacer venimos al mundo con un don, que dejamos que con el paso del tiempo desaparezca y que ni siquiera cuando alcanzamos la edad adulta somos capaces de valorarlo.
De pequeños poseemos esa palabra que empezaba por i. Esa palabra que podía convertir una simple caja de cartón en el más hermoso palacio de cualquier reino o hacía que  andar por la cama fuese nuestro particular aterrizaje en la Luna. Por más que lo intente me cuesta trabajo recordarla, solo que era especial.
Intento buscar ese escurridizo conjunto de letras, pero en las calles no veo a nadie que sepa dónde está. Los parques permanecen desolados y las librerías y bibliotecas vacías, creía que allí estaría, tal vez sea peor de lo que imaginaba.
Cuenta la leyenda, que en un rincón remoto del planeta una pluma se dejó deslizar por el papel, creó belleza y fantasía pero sobre todo sueños. Daba forma sin pensar, solo se dejaba llevar. ¿Dónde quedó esa ilusión?
La capacidad de soñar desaparece de nuestras vidas, los juegos infantiles, los minutos de soledad en nuestro lugar privado están siendo remplazados, la tecnología ocupa nuestro tiempo. Nos sentimos orgullosos de los progresos que nuestra sociedad ha realizado en la informática: más de 100 canales a color en televisión, una veintena de videoconsolas donde escoger, una red mundial, teléfonos móviles con todo lo impensable¿Qué estamos haciendo? La imaginación no merece esto.
Los adultos siempre han estado ocupados con sus problemas cotidianos pero gozaban de cortos periodos de descanso donde coger un libro o escuchar una canción. Tal vez no fuesen conscientes pero cultivaban sus alas para volar.
La lectura, al principio con algo de esfuerzo y más tarde, tan sencillo como respirar, te lleva a nuevos lugares, nos presenta personajes y sentimientos. A la música, por otro lado, damos distintas formas. Sin embargo, hemos dejado eso atrás, los cuentos e historias se han sustituido por videojuegos y televisión, que no requieren ningún esfuerzo mental y la música por algo comercial para generar millones y millones. Cuando el cine empezó generaba ilusión, estaba basado en historias conocidas, surgidas de una mente maravillosa que nos había permitido imaginar y crear, mas ahora, sustituimos esa experiencia previa a la película por una espera que nos mostrarálo mismosin forzar la vista.
La imaginación es algo que cuando empiezas a cultivar se vuelve adictivo y contagioso. De la imaginación surgen mentes activas, capaces de plasmar sus pensamientos y motivar a quien haga el pequeño esfuerzo de comprenderlo, porque esa es la forma de mostrar de lo que somos capaces, comunicando.
La imaginación es marca de identidad e impulsora de la curiosidad. Para el que imagina es el héroe de esta nueva sociedad, cultiva el saber y da la base a la ciencia, con duro esfuerzo crea arte para deleite de los demás, es su forma de salvar el mundo, intentando provocar una sonrisa o una lágrima de emoción, reviviendo la ilusión de aquellos que la han perdido.
Salí a las calles donde solo había oscuridad, la escasa luz provenía de las luces del interior de las casas, parecía estar abandonado pero el mundo había despertado, creaban, soñaban y disfrutaban. La imaginación abrió de nuevo unas alas tan grandes como el cielo para volar, sin límites que nos impidan progresar.
El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo. Gustavo Adolfo Bécquer.
 MªÁngeles Sáez Soto. 2Bto B

Checha,  22 de febrero de 2012