viernes, 5 de octubre de 2012

MERCADILLO SOLIDARIO Y DEL TRUEQUE. ANGELITOS NEGROS.



MERCADILLO SOLIDARIO. ANGELITOS NEGROS


    Hoy  me ha sorprendido un angelito, un angelito negro.
¿Os acordais de la canción de A. Machín?
    Uno de los estupendos alumnos alumnos que tengo en Murcia Acoge, inteligente, activo, con unas ganas tremendas de vivir , pese a su enfermedad, ha decidido comenzar un curso de bordado (algo parecido al punto de cruz o al petit point).  La semana pasada, cuando llegué a dar la clase, estaba él enfrascado en su tarea de bordado. Punteaba un precioso angelito negro. Admiré mucho su tarea y le rogué que bordara uno para mí (por supuesto como compra). No aseguró nada, simplemente que lo intentaría.
   Hoy, al llegar a clase había colgados dos preciosos cuadros bordados en la pared. No exageraba ni simulaba al alabar su hermosura. Uno de ellos era mi angelito negro. El otro era de una pareja unida por la ternura.
Pretendía regalarme los dos. ¡Qué generosos son los que no tienen nada, nada, nada!. No tienen precio, lo sé. Aquello que se hace por cariño, consideración, tiene un valor inconmensurable. No obstante será una venta, porque yo así lo he decidido, porque su trabajo ha de ser recompensado, porque tiene muchas más necesidades de las que yo he tenido nunca y jamás tendré.
Aquí os muestro dos fotos, que no hacen honor a la belleza de los cuadros, pero os pueden dar una idea.

He pensado ampliar nuestro incipiente mercadillo solidario añadiendo obras de nuestros grandes artistas de la vida. Ocuparán su tiempo, trabajarán, y nosotros pagaremos una pequeña parte de su trabajo (¡no es fácil trabajar cuando se está enfermo, cuando duele el cuerpo y también el alma, por saber que las propias posibilidades de progresar son mínimas o nulas!).
Así pues, aunque sus trabajos aparecerán en el mercadillo junto a los de los demás, ya podeis hacer encargos a ANDRÉ, mi angelito negro, contactando con Murcia Acoge.

Checha, 5 de octubre de 2012