jueves, 13 de septiembre de 2012

PESADILLA EN ATLANTA (Milamami)



MILAMAMI  EN ATLANTA, UNA PESADILLA


CHECHA, TE LO AGRADEZCO CON TODA MI ALMA
Le he pedido a Checha que esto no lo pusiera como un comentario, sino como una entrada nueva.
Fuiste, no sé cómo expresarlo, mi tutora, representante, madrina, no sé cómo decirlo, la que dio la cara por mí en la embajada española, intentando resolver, solucionar, adelantándote a que no me ocurriera al salir de USA el mismo problema que había tenido para entrar. Algunos decían que ellos no podían hacer nada, o que ante eso no se podía hacer nada, que había que esperar, pero tú movías el culo por mí, removías cielo y tierra, pensabas qué hacer y lo llevabas a cabo, contactar, llamadas de teléfono, escritos, lo que fuera, así que enviaste a la embajada española, tutelado por ti, el mensaje que os había enviado por email a varias personas, contándoos lo que me había sucedido en el control de pasaportes al entrar en USA. Ese correo lo envié cuatro días después del suceso, pero tú ya lo sabías desde el primer día, pues fuiste a la única persona que llamé para contárselo, porque me apetecía y por los otros motivos que ya sabes. Del 10 al 18 de agosto que duró mi viaje, te seguí llamando, nos seguimos llamando y hablando, y yo contándote lo bien que lo estábamos pasando mi hijo y yo, no solo íbamos a contactar para lo malo.
A continuación adjunto la carta que explica lo que me sucedió al llegar al aeropuerto de Atlanta, y vuelvo a darte las gracias públicamente, para que todos sepan lo grande y maravillosa que eres, que Checha es única. Con todo mi corazón por tu apoyo incondicional, a pesar de la distancia, sentirte más cerca que a nadie. 
TE QUIERO, MELONCITA.
Carta enviada a Ester de la agencia de viajes:
"Hola Ester, lo estamos pasando muy bien, pero te cuento lo que me ocurrio al llegar a Atlanta. Aqui no encuentro yo los acentos, ni hay nn, asi que pondre nn para la nn de Espanna, tampoco encuentro para bajar a la linea de abajo, asi que escribo todo seguido. Te lo cuento porque deberias comunicar con el consulado o la embajada Espannola explicarles lo que me sucedio al llegar a Atlanta y por lo que es, no quiero que me vuelva a suceder al salir de aqui y volveria a perder el vuelo de vuelta, como me paso a la ida. Te explico: Al llegar a Atlanta y pasar el control de pasaportes, me llevaron retenida, era a mi sola, pero Damian iba conmigo, a una sala de la que no podias salir hasta que a ellos les saliera de los cojones. No era la unica , el asunto es que en el ordenador, dice que tu nombre es sospechoso, y normalmente los dejan irse al rato, una media hora o una hora, cuando comprueban con los ordenadores que no, lo se por las TRES, 3, horas que estuvimos alli, vimos entrar e irse a mucha gente, menos a uno que deportaron , se lo llevaron y le dijeron que no podia volver a USA en 5 annos, todo esto pasando delante de nosotros, imagina los nervios, intentabamos estar tranquilos, que nos pasara como al resto, pero mi caso era diferente. La primera hora esperamos, los policias no daban explicaciones, y como dicen que es mejor callarse para que no se molesten. Cuando toco mi turno y me llamaron, crei que ya nos ibamos, porque a los demas les daban su pasaporte y les dejaban ir, pero a mi no, y me hicieron que contestara preguntas escritas, color de pelo, de ojos, estatura, peso, nombre de mis padres, etc, vi que yo no me iba, volvieron a llamarme, mas preguntas, como el nombre de mi marido, aproveche la traductora que habia pedido el hispano, al que deportaron, le pedi que le preguntara a los polis el motivo de mi retencion, creo que tengo derecho a que me dieran explicaciones, claro que sin poner mala cara, y mi caso era que mi nombre y apellidos coincidian con una persona que estaba en BUSCA, ACOJONE!!!, esos casos raros que ves en la tele y crees que a ti nunca te va a pasar, me estaba sucediendo a mi. Le pregunte a la interprete que hacia si perdia el vuelo a Memphis, que mis prisas eran por eso, me dijo que al salir de alli fuera a la compannia aerea, Delta, que me lo cambiarian para el siguiente al perderlo por motivos policiales, pero mi primera preocupacion era que no sabia si ellos verificarian que yo no era la peligrosa, y no saber el tiempo que eso les iba a llevar, si les podria llevar horas, dias,...... Comence a moverme y pensar a quien llamar para que me intentaran solucionar eso, ya que yo no podia hacer nada, pero mi movil no funciona desde el primer dia que llegamos, el de Damian no queria gastarlo para no quedarnos incomunicados, les pedi llamar desde alli y si podia, el problema era la hora, en Espanna eran las 23:30, y a ti Ester no podia, pues solo tengo el de la oficina, llame a Cristina, la guia de Madrid pero no me lo cogio, con los nervios las llamadas no se si las estaba haciendo bien. A mi marido Miguel Angel no queria llamarlo todavia, para no asustarlo, toma pastillas para la tension y a pesar de eso a veces le dan subidas. Pense en mi amiga Checha, pero me disponia primero a llamar a mi hermano Pablo, el policia nacional, cuando aparecio MI ANGEL, el policia hispano, CARMELO SUAREZ LOPEZ, antes habia pedido con todas mis fuerzas, que se me solucionara esto, y a los 10 minutos aparecio el. Nos tranquilizo, nos dijo que dias no, que como mucho algunas horas, le dije que ya perdia el vuelo a Memphis de las 18h, sin ser su obligacion ni pedirselo se fue con el pasaporte de Damian a cambiarnos el vuelo, para las 20:30, yo creo que el aligero lo mio, despues de TRES, 3, horas salimos de alli. Te envio el movil de Damian, el mio no funciona, el de mi marido Miguel Angel, el cual se va a enterar ahora tambien, porque le envio este mismo mensaje, el de mi hermano Pablo el Policia. Estamos en la habitacion 955. Mi preocupacion es que al salir de USA, vuelva a pasarme lo mismo pues no creo que a esa la hayan cogido, y vuelvan a retenerme, volveria a perder vuelos, asi que creo que en la embajada o consulado deberian verlo y solucionarmelo con un salvoconducto o algo."
La carta no está muy bien expresada ni redactada, me tenía que poner de madrugada en el pc del hotel para pillarlo libre, muerta de sueño. En el teclado "americano" no existe la ñ, claro, pero tampoco encontraba otras cosas, y no había tiempo para investigar y descubrirlas.

Milamami, agosto de 2012-09-13


    No tienes que agradecerme nada, bueno, ¡sí!, sólo agradéceme que me comporte como una amiga, que es lo único, lo único que híce. Tú, cualquier verdadero amigo, hace lo que sea, o lo que pueda, para que la otra persona se sienta bien, para ayudarle a solucionar sus problemas, para estar a su lado en momentos difíciles,.... y eso también lo hubieras hecho tú, por cariño, por amistad.
“Amigos, uno entre mil”, son palabras de Jesucristo,
y encierran una gran verdad. Creo que abusamos de la palabra amistad, la trivializamos, hay gente que se jacta de tener miles de amigos.....pero yo, ser limitado, no puedo entregarme más que a unos pocos, especiales, elegidos, ¡me faltaría tiempo vital!.
  Esto me recuerda una discusión que mantúve con una “amiga”-conocida siria acerca de la poligamia en los países de religión musulmana. Su argumento se basaba en la equívoca lectura que se hacía del Corán, dentro y fuera del Islam. Parece ser que la prescripción respecto a este tema consiste en: tener cuantas mujeres se quiera, pero, dando, a todas y cada una, exactamente lo mismo. Ateniéndonos a esto, la poligamia sería poco menos que imposible, y he ahí la sutil libertad o sutil obligación de escoger de Mahoma. Schuruck, así se llamaba, atribuía gran inteligencia a este escrito, simplemente por mostrar, para el que supiera entenderlo, que la reducida libertad humana sólo consiste en capacidad y obligación de elegir, e incluso eso está condicionado por nuestra vida e historia.
Así pues, lo único que hay que agradecer verdaderamente es haber sido elegido por unos cuantos para empatizar, comprenderte y permanecer incondicionalmente a tu lado.
   De la histeria y temor americanos por dejar entrar a su país, especialmente desde el 11S, cualquier atisbo de peligro, mejor ni hablar. Es la gran paradoja de un país que se cree libre, que huye de la violencia con un arma en el bolsillo.
   Gracias de nuevo, Milamami, por este agradecimiento público, pero me temo que aunque “es de bien nacidos ser agradecidos”, podríamos llenar este blog de ÁNGELES, de seres que nos han tendido una mano cuando estábamos derrotados.
Checha, 13 de septiembre de 2012